El nuevo baremo de indemnizaciones de accidentes de tráfico.

Hace ya unos meses, el pasado 10 de abril, se aprobó por el Consejo de Ministros el Proyecto de Ley que reformará el actual sistema de valoración de los daños y perjuicios causados a las víctimas de accidentes de tráfico.

En principio, esta reforma tendría su razón de ser en equiparar las actuales indemnizaciones que se vienen satisfaciendo en nuestro país a las que se pagan en el resto de Europa y paliar, de esta manera, ese trato desigual recibido por las víctimas más graves de accidentes de circulación.

Otra novedad que se debe agradecer por los abogados de accidentes de tráfico es que el nuevo baremo clarifica y define conceptos e introduce la obligación de que las cuantías indemnizatorias sean actualizadas a la fecha de la sentencia que ponga fin al procedimiento, siempre que no se impongan intereses moratorios.

Sin embargo, esta reforma del baremo de indemnizaciones de accidentes de tráfico, también tiene puntos negros. Entre ellos está que los conceptos atípicos, esto es, los que no figuren en el baremo, no serán indemnizables, salvo única y excepcionalmente que dichos conceptos atípicos aparezcan con ocasión de un supuesto de incapacidad permanente o muerte.

Otro punto negro del baremo aparece en la forma de tratar a las víctimas menos graves de accidentes de circulación, que son la gran mayoría. Estas víctimas serán las más perjudicadas con la aplicación del nuevo sistema ya que lesiones como el latigazo cervical, entre otras, quedarían sin indemnizar, lo que supondrá para los abogados de accidentes una pelea aún más fuerte con las compañías aseguradoras a la hora de defender los derechos de nuestros clientes.

De momento, únicamente está aprobado el Proyecto de Ley, por lo que hasta su aprobación definitiva, continúan aplicándose las cuantías indemnizatorias aprobadas el pasado año. Y cada vez están más cerca las elecciones generales…