Entradas

La importancia de constituirse como Acusación

La acusación por parte del perjudicado u ofendido por el delito. Cómo ejercitar la defensa de los derechos e intereses de la víctima.

No es infrecuente que las víctimas o los perjudicados por acciones delictivas se quejen, en el ínterin de un proceso penal de que no saben cómo ‘va lo suyo’; o, una vez concluido aquél, no entiendan justa la indemnización que les ha correspondido por los daños que les han ocasionado, incluso que no crean que es justa la pena a la que ha sido condenado el autor de los mismo, o simplemente no alcanzan a comprender cómo es posible que hayan pasado (y perdido) la mañana en el Juzgado ‘para nada’ porque el acusado haya llegado a un acuerdo con el Ministerio Fiscal, y todo ello a pesar del “¡si yo he denunciado!”.

Luca Giordano Dama de la Justicia

Luca Giordano Dama de la Justicia

He aquí el quid de la cuestión: sólo ha denunciado.

En palabras de Vicente GIMENO SENDRA (Derecho Procesal Penal, Ed. Colex, 2007) la denuncia es ‘una declaración de conocimiento y, en su caso, de voluntad, por la que se transmite a un órgano judicial, Ministerio Fiscal o Autoridad con funciones de policía judicial la noticia de un hecho constitutivo de delito’.

Denunciar, pues, sólo entraña poner en conocimiento de las autoridades la notitia criminis, esto es, la infracción penal, sin embargo, ello no implica pasar a formar parte del procedimiento penal que, en su caso, se inicie con esa denuncia.

¿Cómo se puede ‘ser parte’ en un procedimiento penal? ¿Quiénes pueden ‘ser parte’? ¿Qué consecuencias tiene ‘ser parte’?

Constituirse como parte en un procedimiento penal, o lo que es lo mismo, ejercitar la acción penal, hace que podamos dar respuesta a las preguntas con las que iniciamos este artículo, entre otras muchas.

Con el ejercicio de la acción penal, se adquiere la condición de acusación. Y dejando al margen al Ministerio Fiscal (acusador por excelencia), los tipos de acusación en el proceso penal español son los siguientes:

·Acusación Particular: es la ejercida por el perjudicado u ofendido por el delito, por la víctima. Dentro de la acusación particular, encontramos al Acusador Privado, en los delitos perseguibles sólo a instancia de parte (injurias y calumnias) en los que tampoco intervendrá el Ministerio Fiscal.

·Acusación Popular: es la ejercida por cualquier ciudadano que no sea el perjudicado u ofendido por el delito. Para constituirse como acusador particular es necesario cumplir unos requisitos, entre los que se encuentran la formulación de querella y prestar fianza.

Centrándonos en la Acusación Particular, ésta requiere para poder ejercitarse, postulación procesal: que el interesado esté representado por Procurador y defendido por Abogado, además de estar sometida a un plazo que concluye con el trámite de calificación del delito (110 LECrim), por lo que es importante y necesario que no demore su visita a un abogado si es de su interés ejercer de acusador en un procedimiento penal.

Una vez que el interesado se constituye como parte acusadora y siempre a través de su Procurador y su Abogado, puede proponer las diligencias de investigación que estime precisas para la averiguación y esclarecimiento de los hechos objeto del procedimiento, así como intervenir en las que se practiquen, puede solicitar las denominadas medidas de aseguramiento como son la prisión provisional del imputado o la prestación por parte de éste de fianza bastante para asegurar la responsabilidad civil, puede pedir la apertura del juicio oral y posteriormente formular escrito de acusación, recurrir la sentencia absolutoria, etc.

Si es Vd. víctima de un delito, o aun no siéndolo, tiene interés en constituirse como acusación en un procedimiento penal, no dude en consultarnos.

http://www.pazchao.es/contacto/

Photo credit: Foter.com / Public domain